lunes, 11 de febrero de 2008

Una extraña joya



Vuelvo a las rarezas. Está vez en la naturaleza.

Pertenece al genero Brassica,
.
Se llama Romanesco (Romanescu) y su imagen lo dice todo.

Tiene una constitución que merecería ser plasmada en alguna obra de arte.

Formado por inflorescencias, como todas las coliflores, en este ejemplar se agrupan en formas cónicas, dándole un aspecto único.

En mis tiempos de “Alimerkeña” he tenido ocasión de observar el Romanesco de cerca y desde luego, la naturaleza desplegó todo su ingenio a la hora de crear esta verdura.

He llegado a investigar por si su maravillosa forma era fruto de la ingeniería genética, pero no. En su estructura de torres piramidales no ha intervenido el hombre. Sus estructuras simétricas guardan mucho parecido con ciertos minerales. Y sus formas en espiral recuerdan a las caracolas. ¿Es o no excepcional?

Según dice los entendidos, presenta una estructura fractal, es decir, está formado por unas formas semigeométricas que se repiten en diferentes escalas. Yo solo sé que lo mires a la escala que lo mires, es perfecto. En conjunto parece una flor, formada por cientos, tal vez miles, de florecitas iguales, que se agrupan a su vez en otras idénticas a las pequeñas y así sucesivamente, eso si, siempre formando pirámides y colocadas todas en forma espiral.

No me cansaría de mirarlo. Es mas, se que estoy loca, pero si no fuese verde, si fuese de otro color, podría imaginármelo en un altar en forma de ramo de novia. Porque para mi, el Romanesco es lo mas parecido a un ramo de hermosas flores o a una joya. Es la perfección.

4 comentarios:

Riesgho dijo...

La verdad, es que no tenía ni idea de como se llamaba esa verdura. Tiene rimbombante hasta el nombre, verdad?. Pero claro.. es que llamarse acelga o espinaca... no le pega, siendo algo tan "perfecto" le pega un nombre como el que tiene: Romanesco.
que estoy contigo al 100% excepto en lo del ramo de novia.... mira que si se pone de moda y luego en vez de flores la gente empieza a llevar berzas, coles, o zanahorias en sus ramos, jejeje. A las floristerias les da un patatús.
Muchos besos

El Samurai Entiende dijo...

Es como un copo de nieve bombardeado por rayos gamma!


Un abrazo

Cova García dijo...

Cuando yo lo vi por primera vez tambien fué en mi epoca de Alimerkeña y recuerdo que tambien me dejó fascinada... hice muchas preguntas a la frutera "¿y como dices que se llama?" "¿y esto quien lo hizo?" "¿esqueje?" y lo miraba muy muy de cerca "es imposible, la naturaleza no entiende de arquitectura". Parece que a la frutera no le llamaba tanto la atención y pensaría que yo era boba, pero veo que no, que fascinó a mas gente. Que alegría.

GiBo dijo...

jajaja la verdad es que no me la comeria xDD , gracias por visitar mi blog y aqui te devuelvo la visita :D Suerte!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin