miércoles, 3 de agosto de 2011

Con el punto en las manos.... y en la cabeza




Hacia tiempo que no cogía las agujas ni el ganchillo. El pedido de un amigo me ha hecho reencontrarme con este último (con el ganchillo, no con el amigo, ;)) y como siempre, me ha entrado el gusanillo.


El pedido consistía en unos zapatitos de bebé (como siempre olvide hacerles unas fotos, pero podéis ver otros parecidos aquí y aquí). Como con las niñas es imposible tejer sin perderme a cada vuelta y sin tener que deshacer una y otra vez, decidí hacerlos de noche, mientras veía la tele. Brillante idea!!!! Me dieron las dos y las tres de la mañana terminándolos, enganchadisima. Pero no me arrepiento, son tan bonitos (no porque los haya hecho yo eh?, el patrón en sí es bonito), que mereció la pena el tiempo empleado.


Ahora, como es habitual ya tengo mono y he comenzado un nuevo proyecto, así que estoy haciéndole a mis peques unas zapatillas, imitación all stars, para andar por casa. A ver como quedan!!!!


Quizás después me anime con la manta Georgia del Club de los Viernes.


Para terminar, nada mejor que este decálogo de la tejedora que encontré hace mucho tiempo por internet y que reune grandes dosis de sabiduría tejeril.



El decálogo de la tejedora:



1º) Cuando tengas algo que tejer, teje; cuando no, también. Teje siempre.

2º) No intentes inventar un punto o diseño de abrigo para esta temporada, llegará la próxima temporada y seguirás destejiendo y volviendo a tejer. Hazlo para la próxima temporada, en la cual sin duda se vera hermoso, pues es bien sabido que la posteridad siempre hace justicia.

3º) En ninguna circunstancia olvides el célebre díctum: "Nunca te quedará como a la modelo de la revista".

4º) Si en la revista dice que necesitas un kilo de lana, compra un kilo y medio. Nunca obedezcas ciegamente a las instrucciones, así podrás terminar tu prenda y te sobrará apenas un poco para un gorrito rayado.

5º) Aunque no lo parezca, tejer es un arte; ser tejedora es ser una artista, como el futbolista o la bailarina, para esta disciplina ejercítate de día y de noche.

6º) Aprovecha todas las desventajas como el insomnio, la depresión, o la espera en el dentista. Nada cambiará esas circunstancias pero por lo menos tendrás una prenda.

7º) No alardees del éxito y procúrate un buen fracaso de vez en cuando para que tus amigas no sufran.

8º) Fórmate un público inteligente, que se consigue más entre los niños y las ancianas. De esta manera no te faltarán ni la comprensión ni el estímulo, que emana de estas dos únicas fuentes.

9º) Cuando tengas dudas, teje y si la duda persiste, desteje. En esto estriba la única verdadera sabiduría que puede acompañar a una tejedora.

10º) Trata de tejer las prendas de manera que el que las use se vea delgado, elegante y a la moda. De vez en cuando procura que efectivamente lo sea.





4 comentarios:

Geno dijo...

Es lo que tienen estas cosas que se dejan de hacer y cuando se retoman una se pregunta : pero ¿como llevo tanto tiempo sin hacer esto con lo que me gusta,? jajaja. A mi me pasa con el punto de cruz

KIRA dijo...

Ay bienvenida al club, ahora con tanta calor (porfin) no hago nada de patchwork y no veo el momento de volver a cogerlo.... por cierto yo también soy de las cosen de noche es la única manera de no descoser la labor 300 veces seguidas...por que será?? jajajaja

La Maison Bisoux dijo...

Salud.

Por favor, ¿puede la responsable de este bonito blog ponerse en contacto conmigo en lamaisonbisoux@gmail.com? Gracias de antemano.

Saludos bisuneros.

La Maison Bisoux.

nena24 dijo...

y aquí he encontrado otra respuesta para el sorteo!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin