miércoles, 11 de marzo de 2009

11-M un dia maldito

En el año 2004, yo trabajaba en Cangas de Onis, en una oficina.
Iba de camino a mi trabajo y como la carretera tiene tantos túneles y tantas curvas, la señal de radio se perdía continuamente, dejándome a medias con las canciones, las noticias, las opiniones...
Ese día, recuerdo haber intuido que algo grave pasaba.
No sabia que, no podía concretar porque la señal de radio era malísima.

Nada mas llegar a la oficina llamé a mi madre y le pregunté.
Confirmó mis sospechas. Un atentado en Madrid.Muchos muertos.
Eran apenas las ocho de la mañana y la confusión aun reinaba, pero recuerdo que mi madre me dijo algo que me dejo encogida por dentro:
ella sospechaba que aquello era muy grande para ser obra de eta. ¿serían los mismos del 11-S? Recordé ese día, los malos momentos que pasamos juntas, viendo con los ojos empañados, como el segundo avión colisionaba contra la otra torre gemela. los muertos, los precipitados al vacío, el horror.

A lo largo de la mañana hable varias veces con ella. Era nuestro enlace con las noticias, con la realidad.
Seguía pensando lo mismo y yo también.
Nos preocupamos de nuestros amigos madrileños.
Se puso en el lugar de todas aquellas personas anónimas que estaban sufriendo. De las que habían muerto y de las que quedaban para contemplar y vivir el día después.

Fue un día para no olvidar. O tal vez si. Porque recordar implica mucho dolor.


Cuatro años mas tarde, el 11 de marzo del 2008, el horror llego a mi casa, a mi vida, a mi entorno.

No puedo echar la culpa ni a terroristas islámicos, ni a eta, ni a nadie.
No puedo desahogarme queriendo penas absolutas de cárcel, ni pena de muerte, ni nada por el estilo.
El horror vino a sembrarlo el destino, cruel y caprichoso.

Cuatro años mas tarde no pude llamarla para contarle lo que pasaba, porque ella lo estaba viviendo en primera persona.

Tal día como hoy, hable por ultima vez con ella.
Un monologo por mi parte, ella estaba con sedación.
Dice mi hermana pequeña, que cuando hablábamos, su corazón latía mas fuerte. Al menos queda el consuelo de que nos escucho.

Primero una y luego otra, mi hermana Susi y yo utilizamos el móvil para decirle cosas que, estoy segura, ella ya sabia, pero que se nos quedaban dentro y ardían en nuestro corazón. También le deseamos que fuese feliz allá a donde fuera, le prometimos que estaríamos bien, le pedimos que no se preocupase por nosotros.
Utilizamos el teléfono para decirle adiós.

Un año mas tarde, hoy, miro hacia atrás y solo veo una cosa: la vida sigue, sin ella, pero sigue.
Hace doce meses pensábamos morir de dolor, de pena, de angustia, de abandono. Y no fue así.

Poco a poco fuimos tirando unos de otros, unos por otros. Y aquí estamos. Con la pena golpeando fuerte cada día, con los recuerdos agolpándose y peleándose por salir, pero vivos. Disfrutando de pequeñas cosas diarias, procurando que el dolor no enturbie la vida de los mas pequeños.

Y es ese disimulo por aparecer ante sus ojos como seres vivos, alegres, con penas, pero no apenados de continuo, el que nos hace seguir y vivir.

Nada será nunca igual, eso lo sé. Pero tenemos ante nosotros mucho tiempo para adaptarnos a la realidad que ahora nos toca vivir. Y poco a poco seguro que lo conseguiremos, aunque solo sea por nuestras niñas y porque se lo prometimos.

El 11-M será siempre un día maldito. Un día en el que mucha gente, incluidos nosotros, mirará atrás y pensará...¿por qué la vida tuvo que romperse así?

12 comentarios:

Sarah dijo...

Un año ya!! Como pasa el tiempo. Un beso muy fuerte para toda tu familia. No soy buena diciendo estas cosas.

Inma dijo...

Es un día con mal karma.

¿Sabes que es el aniversario de la muerte de mi hermano?

¿Y fue el día que el ejercito dio el golpe de estado en Chile, con un montón de muertos?

Cada 11 de marzo me levanto con el corazón encogido y el miedo en el cuerpo.

Muy mal día.

chema dijo...

siento un montón vuestra pérdida. pero me alegra que hayáis seguido adelante, y vuestra madre se alegrará cuando os vea desde donde esté.
un abrazo grande

cloti dijo...

Ay Remi, qué difícil es tener una fecha maldita que te hace daño cada vez. Espero que con el tiempo recuerdes ese momento con emoción y amor, y que el dolor se diluya poco a poco.
Bssssssssssssssss
Cloti

COILET dijo...

Remi, qué decirte a tí y a tus hermanas, ella está con vosotros pq la recordáis, honrais su memoria... y tb sus nietas, aunque algunas estén por llegar, la conocerán a través de vuestras palabras, a través del legado que os dejó a vosotras y que vosotras pasaréis a ellas. Eso no se pierde. Muchos bs.

KIRA dijo...

Que dificil es seguir caminando, cuando la vida te sacude de esta manera, pero sois fuertes y estais muy unidos todos, que orgullosa debe sentirse de vosotras y de vuestra familia...
Aunque ella ya no este con vosotros (que cruel es a veces la vida) vive en vuestros corazones, en vuestros recuerdos...
Y NO LO OLVIDEIS NUNCA, UNA PARTE DE ELLA VIVIRA SIEMPRE EN VOSOTRAS Y EN VUESTRAS HIJAS.
UN MILLON DE BESOS Y ABRAZOS!!!

Bertha dijo...

Como te comprendo, prondo es cumpliran dos año que mi mami me falta y aunque somos cinco hermanos, yo soy la que la tenia conmigo y aunque me reñia y discutiamos de vez en cuando, no sabes lo que la echo de menos, pero la vida sigue para los que nos quedamos aqui, yo creo y pienso, que nos mira desdel cielo y nos ayuda en los momentos dificiles del dia a dia, si ve que estamos bien y nos ve felices, ella lo estara tanbien.

anele dijo...

Mucho ánimo y seguid disfrutando y compartiendo con los que quedan, que ella seguro estará orgullosa de ver que seguís adelante con fuerzas renovadas.
Piensa que tienes algo que nunca nadie te podrá quitar: su recuerdo.
Un bellísimo recuerdo.

Cuadonga dijo...

Hola Remi. Me quedo siempre asustada de lo bien que lo cuentas todo. Lo leo aguantando la respiración.

Espero que siga bien todo tu embarazo, que siga bien Mara y veo que tu vas tirando bien.

Me alegro mucho, mucho. Yo sigo feliz con mi perrina. Cualquier dia pongo un video.

Muchos besos. Muakkk.

Rosa dijo...

¿Cómo va ese embarazo?, espero que bien. Ya te queda menos. A ver si te animas a tejer. Besos. Rosa

Mª Carmen dijo...

Niña como estás????

Te echamos de menos...


bicos moitos

AnuKa dijo...

Hola Remi, enviarte un gran abrazo. Perdí a mi padre no hace aun 9 meses y puedo entender perfectamente cómo te sientes.
Repito, un abrazo enorme.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin